Ficha docv

Ficha docv









RESOLUCIÓN de 18 de diciembre de 2023, del director general de Urbanismo, Paisaje y Evaluación Ambiental, por la cual se formula informe de impacto ambiental del Proyecto de sondeo para captación de aguas subterráneas, parcela 324 del polígono 42, paraje Yesar del término municipal de Monóvar. Expediente: (3271715) 125/2023/AIA. [2024/2395]

(DOGV núm. 9820 de 03.04.2024) Ref. Base Datos 002820/2024


  • Análisis documental

    Texto
    texto texto
    Origen disposición: Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio
    Grupo Temático: Impacto ambiental





«Informe de impacto ambiental

Expediente: (3271715) 125/2023/AIA.

Título: Sondeo captación de aguas subterráneas.

Titulares: Santiago Poveda Canto.

Órgano sustantivo: Servicio Territorial de Industria, Energía y Minas.

Expediente: ASOSUB/2023/156/03.

Localización: Parcela 324 del polígono 42, paraje Yesar del término municipal de Monóvar.

Tramitación administrativa

Mediante escrito firmado en fecha 21 de agosto de 2023 por el jefe del Servicio Territorial de Industria, Energía y Minas de Alicante (referencia expediente ASOSUB/2023/156/03) tuvo entrada en este órgano ambiental el documento ambiental y su correspondiente proyecto, al objeto de ser sometido al procedimiento de evaluación ambiental simplificada, de conformidad con la Ley 21/2013, de 9 de diciembre y el Real decreto 445/2023, de 13 de junio.

Tal y como establece el artículo 46 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental (en adelante LEA), este órgano ambiental realizó consulta a las administraciones públicas afectadas. En concreto, en fecha 15 de septiembre de 2023, este servicio remite consulta al Ayuntamiento de Monóvar para que se pronuncie sobre si el proyecto puede causar impactos ambientales significativos, teniendo en cuenta las medidas preventivas y correctoras contempladas en el documento ambiental. Transcurrido el plazo máximo de consulta establecido en el citado artículo, no se ha recibido contestación del Ayuntamiento de Monóvar.

En fecha 21 de noviembre de 2023, este servicio remite requerimiento al promotor, con copia al órgano sustantivo. En el mismo se solicita aclaración respecto a la localización del sondeo, aporte de información adicional en cuanto a características del proyecto como el volumen estimado de detritus entre otros, y se requiere se subsane y amplíe el documento ambiental en los términos del artículo 45.1 de la LEA.

En fecha 1 de diciembre de 2023, este órgano ambiental recibe nuevo documento ambiental presentado por el promotor a través del órgano sustantivo.

Vista la información contenida en el expediente, se estima que aporta elementos de juicio suficientes para continuar con el procedimiento de evaluación ambiental simplificada.



Criterios ambientales

Para la emisión del presente informe de impacto ambiental, de conformidad con el artículo 47 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, se han tenido en cuenta los criterios del apartado A del anexo III de la misma.



Características del proyecto

Santiago Poveda Canto pretende realizar un sondeo de captación de aguas subterráneas con la finalidad de atender las necesidades de riego de una parte de una parcela ubicada en el término municipal de Monóvar, concretamente de la parcela 324 del polígono 42 cuya superficie catastral asciende a 73.847 m². El cultivo de almendros que pretende regarse ocupa una superficie de 3,30 ha, y requiere una dotación de riego de 1.715 m³/ha, lo que supone un volumen anual de 5.659,50 m³.

Debido a las características de las formaciones que se prevé atravesar y a los diámetros a conseguir, el sondeo se realizará por el sistema de rotopercusión, alcanzando una profundidad de 100 m, siempre que la litología de los terrenos atravesados sea favorable. En caso contrario se utilizará el método de rotación directa con tricono, utilizándose para el mantenimiento de las paredes lodo bentonítico. Se procurará realizar en una sola columna con un diámetro de perforación de 220 mm para que pueda alojar la entubación.

El sondeo irá revestido en tubo de PVC, de diámetro 180 mm, en el tramo considerado como cámara de bombeo, en este caso es en la totalidad del sondeo. En los tramos considerados acuíferos esta tubería irá ranurada, siempre contando con el criterio del director técnico de obra. Una vez concluida la obra, el área de trabajo y las áreas de paso y adyacentes quedarán expeditas, limpias y en un estado restaurado equivalente al existente antes de realizar dicha obra.

Los residuos generados durante las obras (principalmente roca triturada) proceden de la perforación del sondeo y se almacenarán en una balsa para depósito de detritus excavada junto al pozo. El promotor estima que pueden generarse 15 m³ de residuo, clasificado como LER 01 05 04 (lodos y residuos de perforaciones que contienen agua dulce) y los de la excavación de la balsa como 17 05 04 (materiales naturales excavados). Sin embargo, la naturaleza litológica de ambos es muy similar y, en ambos casos se trata de residuos inertes que se irán depositando en la balsa. Una vez finalizada la perforación, se acondicionará la misma rellenándola completamente, tanto por el propio detritus como por los terrenos inicialmente extraídos, extendiendo el material y nivelándolo con el terreno extraído, dejando la superficie restaurada. La gestión se llevará a cabo por una empresa autorizada de residuos no peligrosos. Asimismo, los aceites usados, trapos de limpieza y demás residuos peligrosos se retirarán obligatoriamente por un gestor autorizado impidiendo su contacto directo sobre el suelo.

Previa a la entrada de la maquinaria de perforación y acondicionamiento del acceso se procederá a la retirada de la tierra vegetal, que se mantendrá para su posterior reposición en la zona afectada.

Se realizará un control periódico de la medida del nivel piezométrico al objeto de detectar descensos del nivel piezométrico anormales en el acuífero por motivo de la extracción y aprovechamiento de aguas subterráneas.

El plazo de ejecución previsto para la realización de las obras será de 3 días a partir de la fecha de recepción de las autorizaciones necesarias, otorgadas por los organismos competentes, incluyendo el montaje y desmontaje de los equipos.



Ubicación del proyecto

La perforación objeto de estudio está 694 m al sureste de la localidad de Cases del Senyor, una pedanía del municipio de Monóvar, en la partida Yesar, concretamente en la parcela 324 del polígono 42, en una zona de cultivo de titularidad privada, propiedad de Santiago Poveda Canto. Según la información catastral, se trata de una parcela de uso principal agrario (rústico) tiene una superficie de 73.847 m², siendo sus coordenadas UTM (ETRS89; Huso 30): X=679.158, Y=4.252.249, con altitud de 650 msnm.

El acceso a la parcela se realiza desde caminos vecinales que parten de Cases del Senyor y llegan hasta la parcela donde se ubica el sondeo, por lo que para ejecutar la obra no se requiere la apertura de nuevos accesos ni movimientos de tierra ni desbroces. Se trata de una afección breve, de baja entidad y que desaparecerá tras aplicar las medidas protectoras y correctoras previstas, garantizando con ello la ausencia de impactos residuales significativos.

La perforación se realizará en una zona eminentemente agrícola en la que predominan frutales de secano, viña y olivos, clasificado como suelo no urbanizable protegido, según el plan general de Monóvar. Según el visor cartográfico valenciano, el sondeo se localiza a 120 m de terreno forestal, por lo que la parcela está considerada como zona de influencia forestal según el artículo 57 de la Ley 3/1993, forestal de la Comunitat Valenciana.

Atendiendo a la clasificación de las unidades hidrogeológicas, la captación se encuentra ubicada en la masa de agua subterránea denominada Quibas con código 080.209, del Plan hidrológico de la cuenca hidrográfica del Júcar y con una superficie de 134,34 km², de tipo permeable. La masa de agua subterránea tiene un buen estado químico pero un estado cuantitativo y global malo.



Características del potencial impacto

Durante los trabajos de perforación y entubación, la superficie afectada por las obras será parcialmente ocupada por el equipo de perforación, por las tuberías, por la maquinaria, por los accesorios y por la balsa para el depósito de detritus. Se producirán una serie de impactos al componente atmósfera que suponen la generación de olores, ruidos y vibraciones, así como emisiones a la atmósfera en forma de partículas. Los efectos contaminantes de la actuación se limitan al uso de maquinaria con un efecto temporal de 1 mes y de escasa relevancia ambiental. El riesgo de accidentes queda regulado por las normas laborales y de seguridad minera, que competen al órgano sustantivo, siendo poco probable que pueda llegar a tener efectos ambientales de consideración.

La actuación no afecta a ningún espacio Red Natura 2000 ni a ningún espacio natural protegido, siendo Monte Coto el paraje natural municipal más cercano, ubicado 200 m al este de la perforación. En cuanto a las vías pecuarias, la más cercana es la colada de la Mina (de 30 metros de ancho) que discurre 175 metros al norte de la captación.

Según el proyectista, en el ámbito de actuación la flora es eminentemente esteparia, como consecuencia de la acción antrópica, excepto en las zonas altas de la montaña, donde se combina con el roble negral y el alcornoque. Según la información que facilita el visor cartográfico, en la zona no se localiza ninguna especie prioritaria. Aunque el promotor no identifica la fauna existente en el ámbito de actuación, el visor cita la presencia de zorro rojo, conejo, gamón común, perdiz roja, ardilla roja, jabalí y liebre ibérica. No se prevé un impacto significativo sobre la vegetación, ni sobre la fauna, salvo el que se pueda producir con carácter puntual y temporal durante la ejecución de los trabajos debido al uso de la maquinaria.

El impacto sobre el paisaje será temporal. No se prevé afección a otros elementos ambientales, bienes culturales, restos arqueológicos ni otros elementos del patrimonio cultural valenciano. Se adoptarán, no obstante, medidas preventivas y de control y seguimiento para comprobar el normal desarrollo de las obras y por si se produjera cualquier hallazgo fortuito o situaciones imprevistas.

Al margen del aprovechamiento hídrico, el uso de recursos naturales resulta irrelevante en este tipo de obras, así como la generación de residuos, más allá del detritus generado por la perforación y sus aditivos (espumantes) a lo que se añaden los materiales procedentes de la excavación de la balsa de lodos que, por su escasa magnitud, carácter terrígeno y naturaleza inerte, no van a constituir, según el proyectista, un problema de eliminación. La lixiviabilidad total, su contenido de contaminantes y la ecotoxicidad del lixiviado son poco significativos y, en particular, no deberán suponer riesgo para la calidad de las aguas superficiales ni subterráneas.

No se ha planteado la acumulación de efectos negativos con respecto a otros proyectos. En todo caso, los posibles efectos hidrogeológicos relativos al uso y consumo de recursos naturales (agua) entran en las competencias directas del organismo de cuenca.



Conclusión

En relación con los criterios del apartado A del anexo III de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, se puede concluir que el proyecto, en los términos previstos, no tendrá efectos adversos significativos sobre el medio ambiente y no requiere evaluación de impacto ambiental ordinaria.



Consideraciones jurídicas

El proyecto constituye un supuesto de evaluación de impacto ambiental simplificada, de acuerdo con el artículo 7.2 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, en concordancia con el epígrafe a) 3º del grupo 3 del anexo II de la misma.

El expediente ha seguido el trámite de evaluación de impacto ambiental simplificada, previsto en la sección 2ª, capítulo 2 del título II de la Ley 21/2013.

El artículo 9.1 del Decreto 147/2023, de 5 de septiembre, del Consell, de aprobación del Reglamento orgánico y funcional de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, atribuye a la Dirección General de Urbanismo, Paisaje y Evaluación Ambiental, la competencia en evaluación ambiental estratégica e impacto ambiental, incluyendo los sistemas indicadores y las evaluaciones ambientales.

Por todo cuanto antecede, a propuesta del Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental, en uso de las atribuciones que ostento resuelvo:



Primero

Estimar que el proyecto presentado para la autorización de un sondeo de captación de aguas subterráneas para atender las necesidades de riego en el término municipal de Monóvar (Alicante), promovido por D. Santiago Poveda Canto, sin perjuicio de la previa obtención de las autorizaciones sectoriales que le sean de aplicación, no tendrá efectos significativos sobre el medio ambiente y no requiere una evaluación de impacto ambiental ordinaria. Todo ello, siempre que se ajuste a la documentación obrante en el expediente, a las previsiones del proyecto y del documento ambiental y a los términos del presente informe, en particular:

1. El destino previsto del agua extraída es el riego por goteo de una parcela de almendros. Las actuaciones de transformación a regadío de terrenos, en función de la superficie afectada, constituyen un supuesto de evaluación de impacto ambiental de conformidad con la legislación vigente, no quedando incluidas en el alcance de la presente resolución.

2. El contratista deberá construir una balsa de lodos de dimensiones tales que pueda albergar la totalidad de los detritus, lodos y aditivos generados durante la perforación.

3. Deberá realizarse un seguimiento adecuado de las obras a fin de ir completando la información hidrogeológica de la misma y poder tomar sobre el terreno las decisiones técnicas y de seguridad más adecuadas en caso de incidencias o imprevistos.

4. Desde el inicio se llevará a cabo el control y vigilancia efectiva de la ejecución de las medidas específicas de prevención y corrección definidas en el documento ambiental y la correcta adecuación de estas a situaciones imprevistas que se puedan producir.

5. La tubería de emboquillado sobresaldrá una altura suficiente para evitar vertidos y entrada de objetos no deseados. Al finalizar la obra, se colocará una tapa o dispositivo de protección.

6. Se protegerá la vegetación adyacente, las estructuras, caminos e instalaciones que puedan resultar afectadas para evitar su deterioro. Las zonas en las que se hayan producido compactaciones debido a la estancia y paso de maquinaria se restaurarán mediante subsolado y/o arado.

7. No se realizarán actuaciones de repostaje o mantenimiento de maquinaria que puedan contaminar el suelo o las aguas subterráneas. Asimismo, los residuos generados se gestionarán según la normativa vigente y mediante un gestor autorizado.

8. El material extraído del sondeo deberá ser reutilizado de acuerdo con la Orden APM/1007/2017, de 10 de octubre, sobre normas generales de valorización de materiales naturales excavados para su utilización en operaciones de relleno y obras distintas a aquellas que se generaron. También por el Decreto 200/2004, de 1 de octubre, del Consell de la Generalitat, por el que se regula la utilización de residuos inertes adecuados en obras de restauración, acondicionamiento y relleno, o con fines de construcción como se prevé en su artículo 3.1. a).

9. El promotor no indica si va a realizar ensayos de bombeo. No obstante, a fin de prevenir procesos erosivos y evitar escorrentías incontroladas, si se realizara ensayo de bombeo, el agua extraída deberá ser vertida a cauces naturales, directamente o a través de un sistema de evacuación que mediante laminación de caudales o disipadores de energía resulte efectivo para evitar erosión y posibles daños en infraestructuras y propiedades adyacentes. Si estos se produjeran, los promotores de la obra deberán reparar los desperfectos y, en su caso, indemnizar a los afectados por los perjuicios ocasionados.

10. Las coordenadas de ubicación proporcionadas por el proyectista localizan el sondeo a menos de 500 m de terreno forestal, por lo que resulta de aplicación lo dispuesto en el pliego general de normas de seguridad en prevención de incendios forestales a observar en la ejecución de obras, trabajos y aprovechamientos forestales, que se realicen en terreno forestal o en sus inmediaciones, incorporado en el anexo IX del Decreto 91/2023, de 22 de junio, del Consell, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 3/1993, de 9 de diciembre, forestal de la Comunitat Valenciana.

11. Si durante la ejecución de las obras se encontraran restos paleontológicos, arqueológicos o etnográficos, los promotores tendrá que poner el hecho en conocimiento de la conselleria competente en materia de cultura de manera inmediata, adoptando las medidas pertinentes para su protección y conservación en conformidad con aquello previsto en los artículos 63º y 65º de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del patrimonio cultural valenciano.

12. En el caso que, por cualquier motivo (falta de caudal, mala calidad del agua, derrumbes en el pozo, o cualquier otra causa) se renunciase al uso del sondeo, se deberá proceder a su clausura y sellado, así como a la restauración del terreno a su situación original, ya que los pozos abandonados o en desuso constituyen vías potenciales puntuales de contaminación de acuíferos y de riesgos físicos para las personas.

13. Deberá preverse que el sondeo quede habilitado y disponible para futuros controles de piezometría y de muestreo del agua subterránea, salvo que el órgano competente lo determine innecesario por disponer de otras opciones o de una red suficiente.



Segundo

De conformidad con lo previsto en el artículo 47 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre:

A. El informe de impacto ambiental se publicará en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, sin perjuicio de su publicación en la sede electrónica del órgano ambiental.

B. El informe de impacto ambiental perderá su vigencia y cesará en la producción de los efectos que le son propios si, una vez publicado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, no se hubiera procedido a la autorización del proyecto en el plazo máximo de cuatro años desde su publicación, salvo que se acuerde la prórroga de la vigencia del informe de impacto ambiental.

C. El informe de impacto ambiental no será objeto de recurso alguno sin perjuicio de los que, en su caso, procedan en vía administrativa o judicial frente al acto, en su caso, de autorización del proyecto.



Tercero

El órgano sustantivo publicará en el boletín oficial correspondiente la decisión de autorizar o denegar el proyecto, en los términos previstos en el artículo 48 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre.



València, 18 de diciembre de 2023.– El director general de Urbanismo, Paisaje y Evaluación Ambiental: Miguel Ángel Ivorra Devesa.»

Mapa web